5 tips para un perfecto proceso de adaptación escolar 

En la primera infancia se requiere de un tiempo determinado para resolver el conflicto que implica despegarse de sus padres. Este proceso es gradual; cada día van permaneciendo menos tiempo con sus padres en casa, para dar el primer paso a permanecer su mayor tiempo con el equipo educativo y sus nuevos amigos. De esta manera, inician una adaptación a una nueva realidad relacional, en el cual empiezan a establecer paulatinamente lazos de confianza con otros y cada vez más resistentes.


Efectuar algunas recomendaciones antes de entrar al jardín infantil puede hacer que el proceso resulte más amable y divertido de lo que parece. Ten en cuenta estos 5 tips para que tu hij@ tenga un buen proceso de adaptación en el jardín:

  • El jardín genera diferentes actividades de integración, las cuales incentivan a los niños a participar activamente con los otros, al lograr esa participación, los niños sentirán confianza y el lazo de adaptación empieza a fortalecerse generando interés en lo que hacen a diario en este nuevo lugar.
  • Para que un proceso de adaptación y vinculación sea efectivo, es fundamental que este deba ser vivido por el niño, pero teniendo en cuenta que la familia debe involucrarse en el proceso inicial, compartiendo y explorando en contextos donde el niño viva la interacción entre el jardín y la familia.
  • Existen momentos en donde el niño (a) realiza acciones en el jardín las cuales se van a ir incorporando gradualmente. La satisfacción de necesidades básicas, como la alimentación, el control de esfínteres, los juegos y todas las actividades orientadas por los profesores, implican una nueva acción compleja y de confianza, esto lo ayudará a entender que está en el lugar adecuado.
  • El llanto en la mayoría de las veces acompaña esta nueva etapa como expresión de nuevas emociones y es una respuesta al cambio y al proceso de desapego, lo importante del periodo de adaptación es que vayan conociendo el nuevo entorno, su nueva cuidadora y sus nuevos amigos para que no sientan que están en un sitio amenazante, incluso cuando su madre o padre no están con él.
  • El juego es muy importante para formar relaciones que brindan un buen proceso de adaptación a las nuevas condiciones de vida y a la interacción con otros niños y adultos. El juego de participación es una prueba de una buena adaptación del niño con el ambiente educativo, ya que genera pasar de la dependencia a una buena relación con sus compañeros.


En conclusión, para establecer un buen proceso de articulación con la primera infancia se deben tener en cuanta dos ciclos: el primero la adaptación en donde los niños (a) se empiezan acomodar a su nuevo espacio físico acogiéndolo como su segundo hogar y la segunda la vinculación como sentimiento de afecto en donde empiezan a construir vínculos afectivos con sus compañeros y docentes.


Es por esto por lo que los primeros pasos en el jardín son fundamentales en el proceso de los niños y padres de familia, ya que deben elegir un lugar de confianza que tenga no solo seguridad física, sino formación emocional y social de los niños que se tienen a cargo y esto debe ser una prioridad para formar niños seguros, líderes, con pensamiento crítico, reflexivo y seres humanos felices. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.